PSICOLOGÍA ADULTOS Y REFLEXOLOGÍA
LLÁMANOS

Carmen Soria Martín
Neuropsicología
Dificultad aprendizaje
Tfono.: 608 29 56 01

Mónica Ureta Martínez
Psicología Adultos
Reflexología

Tfono.: 649 77 39 82

Laura de Toledo Congosto
Sexología
Terapia de pareja

Tfono.: 620 68 52 47

 

ANSIEDAD


Los Trastornos de Ansiedad son los trastornos psicológicos más frecuentes en la población general, y los más frecuentes en los contextos clínicos.

El 40 % de la población española padece este trastorno afecta a más de 6 millones de españoles, y es la causa de absentismo laboral de un 10 %.

La ansiedad es una reacción emocional ante la percepción de un peligro o amenaza, que se manifiesta mediante un conjunto de respuestas agrupadas en tres sistemas.

  • Cognitivo o subjetivo ( lo que pienso y me digo ) ejemplo. “ no puedo hacerlo”
  • Fisiológico o corporal ( lo que siento) ejemplo. Sudoración excesiva
  • Motor ( reacción movimiento de nuestro cuerpo) ejemplo. Escapo o evito la situación amenazante

Estos 3 sistemas pueden actuar correlativamente o con cierta independencia. Esto implica que las personas, al reaccionar de forma ansiosa, pueden activar en mayor o menor grado cada uno de estos sistemas.

La ansiedad es una emoción positiva y adaptativa para el individuo, si nosotros vamos conduciendo y se nos cruza un ciclista inesperadamente nuestro sistema de alerta (ansiedad) se activará de un modo inmediato y nos permitirá reaccionar adecuadamente salvándonos de un posible peligro.

La ansiedad se convierte en patológica o negativa cuando la respuesta resulta excesiva o desproporcionada impidiéndonos realizar actos cotidianos que anteriormente veníamos realizando sin gran dificultad como ir a la compra, coger un medio de transporte, entrar en unos grandes centros comerciales, etc.

Esta ansiedad requiere tratamiento psicológico y a veces farmacológico.

Los Trastornos de Ansiedad pueden clasificarse en:

  • Ataques de Pánico
  • Fobias
  • Trastorno de Estrés post traumático
  • Trastorno Obsesivo Compulsivo

Veámoslo en un ejemplo :

Como conferenciante he sido invitado por un importante congreso a dar unas ponencias ante una gran afluencia de público.

El día de mi discurso cuando estoy subiendo al estrado me invade una fuerte sensación de inseguridad y mi primer pensamiento , lo que me digo es, “ hay mucha gente, no vas a poder hacerlo, no van a entenderte” ( sistema cognitivo) , en ese momento empiezo a percibir síntomas físicos como una excesiva sudoración, siento una opresión en el pecho, sensación de ahogo, siento como el corazón me late más rápido de lo normal ( sistema fisiológico) , ante esa situación que ya he considerado alarmante me paralizo, me tiemblan las manos y no consigo emitir una palabra, decido escapar y huir de la situación que me está generando un intenso malestar ( sistema motor)

Hemos vivido un Ataque de Pánico ante una situación que he considerado no era capaz de afrontar experimentando las 3 respuestas reactivas que antes mencionábamos.

Si este hecho lo vivimos como algo puntual y esporádico, la siguiente vez que volvamos a emitir una conferencia es muy probable no vuelva a experimentar este suceso y me sienta relajado en el discurso, pero si por el contrario me paraliza en una nueva conferencia y vuelve a repetirse podríamos empezar a hablar de un Trastorno de Ansiedad Generalizada.

El tipo de estímulos (internos y externos) capaces de evocar la reacción de ansiedad estará, en gran parte, determinado por las características personales, existiendo notables diferencias individuales en cuanto a la tendencia a manifestar reacciones de ansiedad ante las distintas situaciones.

El TRATAMIENTO por elección para este tipo de Trastorno que ha demostrado una gran eficacia es el Cognitivo Conductual.

A través de la terapia cognitiva, los pacientes aprenden a entender cómo sus pensamientos contribuyen a los síntomas o trastornos de ansiedad y cómo modificar aquellos patrones para reducir la probabilidad de ocurrencia y la intensidad de la respuesta.

El paciente aprende a dialogar con sus pensamientos a reestructurarlos a darse cuenta de las palabras que se dice.

Las técnicas conductuales como el aprendizaje de técnicas de relajación o visualizaciones ayudan a la persona a enfrentarse y tolerar gradualmente situaciones de temor en un entorno controlado y seguro.

CÓMO SE REALIZA EN NUESTRO CENTRO:

  • Nuestro tratamiento es siempre adaptado a la persona, sus circunstancias y su entorno por lo que hacemos una evaluación completa del caso.
  • Trabajamos con una Terapia Breve y eficaz basada en la experiencia científica.
  • Mantenemos contacto directo con psiquiatría por si fuera necesario el uso de fármacos para aliviar síntomas iniciales.
  • Asesoramiento familiar a demanda.
  • Seguimiento una vez finalizada la terapia.

Las terapias para este tipo de trastorno tienen una duración aproximada de 3 a 6 meses pero cada persona es única y tiene unas necesidades especiales.

Puntualmente acompañamos el tratamiento con terapias complementarias como constelaciones familiares, reflexoterapia, biodanza o talleres grupales en el caso del paciente requerirlas.